Reseña: Dos velas para el Diablo de Laura Gallego


Título: Dos Velas para el Diablo

Autora: Laura Gallego García
Editorial: Ediciones SM
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788467527520
Páginas: 414
Año de edición:2008

Sinopsis:

Hoy en día ya nadie cree en los ángeles…

Cat es una adolescente que se ha pasado casi toda su vida viajando de un lado a otro con su padre. Cuando éste es asesinado, ella lo pierde prácticamente todo y jura que encontrará a quien lo hizo y se lo hará pagar. No será una búsqueda fácil, pero Cat no es una chica corriente. Su padre era un ángel, lo cual significa que sólo alguien con un poder semejante al suyo podría haberlo derrotado. Y Cat está dispuesta a pactar con los mismos demonios con tal de averiguar quién fue.

Reseña:

Simplemente sublime. La obra de esta joven escritora sorprende desde la primera página hasta la última.

Lo primero a destacar es el cuidado que se ha puesto en el acabado de maquetación y presentación de la obra (es la primera vez que leo un libro con ALAS, y es que la edición que tengo en las manos aprovecha las solapas de la rústica para mostrarnos dos alas angelicales matizadas en carboncillo, jugando con las luces y sobras desde el continente de esta obra). Cuando se tiene Dos velas para el Diablo en las manos, todo te invita a sumergirte en la historia: el acabado, la sinopsis de la contraportada,….

Otro de los impactos que recibe el lector al iniciar su «aventura» es la persona que narra los acontecimientos: Cat. Toda la obra esta concebida en primera persona, navegando por los sentimientos de una joven de 17 años. Esto hace que el lector empatice (incluso a veces «odie» aun entendiendo la actitud y los arrebatos de la adolescente) con la protagonista. La trama en sí, es la lucha del Bien contra el Mal, o eso es lo que parece en primer instante. Durante toda la obra, Laura juega con esos conceptos y hace que el lector tome partido, y no sin equivocarse, en la propia lucha, cediendo a cada instante a los giros continuos que muestra el argumento. Ese es el punto fuerte de la novela, una trama trabajada, fluida, seductora y adictiva.

Laura apoya la propia historia con textos apócrifos y mitos/leyendas de las distintas culturas que han ido apareciendo y extinguiéndose a lo largo de la historia de la humanidad. Hace que nos paseemos por ciudades como Madrid o Berlín, haciendo que el lector patee, junto a Cat, rincones entrañables de esas capitales.

Durante la lectura de Dos velas para el Diablo, el lector consume las páginas sin apenas darse cuenta, sintiendo cada vuelco argumental como un descubrimiento en una labor detectivesca con tintes fantásticos.

En definitiva, estamos frente a una novela trabajada, tanto en forma como en modo, que nos sorprenderá muy gratamente: Simplemente sublime.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.