Presentación en Madrid de «Frankenstein. Diseccionando el mito» de VVAA.

Presentación en Madrid de «Frankenstein. Diseccionando el mito» de VVAA.

Buenas a todos,

Este próximo viernes 11 de Julio, los chicos de ESMATER presenta su último proyecto en un rincón emblemático de Madrid, El Mono Araña. Se trata de una antología  de relatos retomando el mito de la criatura, Frankenstein. Junto a los textos podemos disfrutar de ilustraciones interiores y una enorme portada.

ESMATER. Plataforma para el terror ( Blog / Facebook / @ESMATER)
El Mono Araña (Web / Facebook / @monoaracnido)
Evento en Facebook de la presentación en Madrid

Frankenstein. Diseccionando el mito.
Antología coordinada y prologada por J.E. Álamo y Voro Luzzy

Edición:
  Páginas: 222
  ISBN: 978-84-942366-4-8
  PVP: 12,5 €
Ilustración de Portada: Karol Scandiu
Autores: Víctor Blázquez, Carlos J. Lluch, Fernando López Guisado, Marta Junquera, David Rozas, Javier Trescuadras, José Javier Zamora, Juan Antonio Román, Laura López Alfranca, Francis Novoa, Manuel Martín, Rubén Pozo y Liliana Galvanny.
Ilustradores: Karol Scandiu, CalaveraDiablo, Daniel Medina, Gema García Ingelmo, Alexis Pujol y Begoña Fumero.
Epílogo: Alfonso Zamora.

Editorial Kelonia (Web / Facebook / @KeloniaEditoria)

Página Facebook de la Ilustradora

Sinopsis:

Mary Shelley ansiaba la inmortalidad. La autora emuló a Prometeo y arrebató la chispa divina para inocular vida a la muerte.

Ella es inmortal, Victor Frankenstein es inmortal y la Criatura, que ni siquiera mereció un nombre, es una pesadilla a la que todos volvemos una y otra vez.

Mary y Victor fallecieron hace mucho, pero la Criatura no. No puede. El fuego que prendió su vida ha pasado a otros autores; creadores de historias que retoman la figura torturada del ser repudiado. Relatos donde se perpetúa la maldición de un ser que deambula por el tiempo y el espacio sin que nadie lo libere de su destino oscuro, porque es justo lo que deseamos contemplar en nuestras pesadillas.

Bienvenidos al infierno del que no tiene nombre, contemplad su dolor y rezad para que vuestro sueño no se vea perturbado… en exceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *