Reseña: El Lobo Blanco de Abel Murillo

Título: El Lobo Blanco


Autor: Abel Murillo
Saga: El Legado de la Profecía. Libro Primero
Editorial: Bubok
Ilustración Portada: Marta Ramírez
Edición Libro: Rústica / 556 páginas
Precio Libro: 22,11 €
Precio eBook: 4,00 € / 2,68 €
Comprar en Bubok
Comprar en Amazon

Blog de la Saga
Blog Material Adicional
Página del Facebook
Twitter del Autor

SINOPSIS:

Una Profecía élfica vaticina una gran guerra en la Tierra Antigua…

Los bárbaros de los desiertos del norte han sellado sendos pactos con orcos, elfos oscuros y demás seres de oscura naturaleza, dispuestos a conquistar los reinos libres.

Los hombres están divididos, los enanos y los altos elfos asediados en sus respectivas tierras. Se impone la necesidad de buscar aliados y hacer frente a la maldad que se extiende inexorablemente.

Y, en medio de este torbellino, se encuentran un joven herrero y su huargo blanco, ajenos a lo que el destino les deparará…

AUTOR:

Abel Murillo Ramírez nace el 4 de octubre de 1979 en Madrid, primer hijo de una familia muy humilde.
Su primer contacto con la fantasía lo tiene a la temprana edad de 6 años, con la famosa serie de dibujos animados Dragones y Mazmorras. Fue tal el impacto que causó en él que despertó su curiosidad por este género.
Le siguieron series como Masters del Universo, películas como Willow y la primera trilogía de Star Wars. La aventura de los Ewoks y su versión animada para la televisión.

Abel Murillo

Fue en el instituto donde Abel descubre su faceta literaria, escribiendo con 13 años dos pequeñas novelas de misterio siguiendo la línea de El club de los Cinco o PAKTO Secreto, tituladas El Clan de Kid. Con 16 años escribe una obra personal e intimista basada en sus propias vivencias adolescentes, y que tituló Friends Forever: Crónica de una Juventud.
En esta época toma contacto con los juegos de rol, más concretamente con Dungeons & Dragons, y descubre el maravilloso mundo de Tolkien y El Señor de los Anillos. Aquella trilogía y el Hobbit definen más el estilo de Abel y marcan las pautas de lo que vendría años después.
A estos libros le siguieron la trilogía de El Elfo Oscuro, Canción de Hielo y Fuego, Crónicas de la Dragonlance, La Historia interminable, Historias de Terramar… Y un largo sinfín de libros que le muestran lo que distintos estilos de escribir pueden hacer de un género como el fantástico.
Tras ver en la gran pantalla La Comunidad de Anillo, decide ponerse manos a la obra con lo que sería una trilogía personal, un universo donde todas aquellas referencias pudieran mezclarse para aportar un grano más en la inmensa arena que es lo épico fantástico. Corría el año 2001.
Tras largos años dando forma a su nuevo mundo, dotando a los personajes de peso y transfondo e hilando muy fino un argumento cautivador, Abel comienza a escribir El Lobo Blanco, primer volumen de la saga El Legado de la Profecía, tras su vuelta de vacaciones de Asturias, lugar que le sirve de inspiración para redondear parajes y lugares.
En 2009 se une a su proyecto su prima e ilustradora Marta Ramírez, dando forma a toda aquella creación, siendo la autora de la portada.
En mayo de 2010 Abel publica en la editorial on line Bubok su obra debut: EL LEGADO DE LA PROFECÍA, EL LOBO BLANCO. El sueño de un barrendero de Alcorcón se hace por fin realidad.
En este momento está preparando la continuación de El Legado de la Profecía: ACERO Y FUEGO

RESEÑA:

Dalfvar

El libro que tengo entre manos es la ópera prima de Abel Murillo. Es un libro que, en principio, fue editado para el escritor y su entorno, pero el proyecto comenzó a crecer y a expandirse. Hace unos meses se realizó la presentación de la novela en Leganés (Madrid) junto a otra escritora de Fantasía, Laura Morales con La Profecía y con Virginia Hadas de Cristal, ilustradora y diseñadora de ropa medieval y gótica. Volviendo a la novela que tenemos de análisis, El Lobo Blanco está editado en rústica. Tal vez su edición es lo peor de la novela, pues su acabado deja en algunos casos, sobretodo en el tema del pegado de las páginas, un sabor agridulce.

Glósur

Pero si nos acercamos a la portada, se nos presenta una escena de la novela muy representativa de la trama. La propia ilustración, obra de Marta Ramírez, tiene un acabado propio de un cuento, difuminando los entornos y figuras, dando un matiz de penumbra muy acorde con la novela. A parte de esta colaboración, hay que destacar a otros miembros que aportan a esta primera entrega su granito de arena: Nacho Tenorio, encargado del diseño de los personajes, y Lorenn Tyrr, que ha realizado varias ilustraciones de escenas representativas del libro.

Respecto al contenido de la novela en sí, Abel nos propone un mundo muy extenso en el que el Mal comienza una marcha devastadora sobre todos los territorios libres. En este universo forjado por el autor, se nos muestran razas y criaturas propias de mundos tolkinianos o de Dungeos&Dragons, pero con diversos matices que convergen en la visión que tiene Abel de su propio mundo. En él podremos desconfiar de los elfos oscuros (Varelden) y los bárbaros Borses y Arjones, o embelesarnos con los altos elfos (Atelden), aterrorizarnos con los Huargos y Orcos…

Velthen

Mórgathi

Son cientos los guiños que el escritor hace a los grandes del género, pues en cada trozo y pedazo de la novela, existes detalles obvios o velados de toques de Canción de Hielo y Fuego, Forgotten Realms, Dragonlace, ESDLA,…pero todo ello no hace que nos desviemos de la historia. Esta es la parte más fuerte de la novela. Abel desarrolla múltiples tramas interconectadas, vistas desde ambos bandos (Luz y Oscuridad), que hacen que el lector tenga una visión absoluta de todo lo que esta aconteciendo pero sin desvelarnos totalmente el cambio que se va a producir.
Los personajes principales, que son más bien todo un ejército de ellos, nos irán introduciendo en la historia y en las leyendas que dan consistencia al mundo que ha fraguado el escritor. El lector, gracias a estos personajes y sus vivencias, tendrá una imagen nítida de cada pueblo o raza y de como han llegado a la posición que ostentan en la actualidad. Si los personajes principales son estables, fuertes y carismáticos, no hemos de olvidarnos de los que los secundan. Estos complementan a la perfección la trama y la enriquecen, diluyéndose la frontera entre protagonistas o secundarios. También queremos destacar la gran cantidad de intriga palaciega y de política que nos ofrece esta historia, así como las enormes batallas épicas que se desarrollan y que poseen un gran dinamismo.

Lédesnald

Respecto a los frentes a mejorar, la corrección del texto presenta algunos fallos de gramática u ortografía que no desvirtúan la novela pero si que manchan un poco la historia. También es cierto que tantos guiños a los grandes resta, inicialmente, originalidad al texto. Ante estos, el autor se crece y dichos guiños, los hace propios dando un giro a lo que espera el lector y mostrándole matices que los diferencia de los homenajeados.

Como conclusión final, El Lobo Blanco es una novela trabajada y madura que ofrece una historia intrigante con cientos de frentes abiertos. Tratándose de la ópera prima de Abel, desde este rincón, esperamos impacientes Acero y Fuego, pues tenemos seguro que el escritor nos ofrecerá más intriga y épica, con su toque personal.

NOTA: 8/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.