Hazte un Cine: Blancanieves y la leyenda del cazador by Andrea Peña

Hazte un Cine: Blancanieves y la leyenda del cazador by Andrea Peña
Blancanieves y la leyenda del cazador by Andrea Peña

El viernes como siempre que podemos y que las películas se dejan ver, sesión de cine. Tocaba Blancanieves y la Leyenda del cazador, el trailer prometía aunque el reparto encabezado por Kristen Stewart me hacía temblar. No, no tiene nada que ver con Crepúsculo, no me gusta la película ni tampoco los libros; pero es que esta mujer aún lejos de la cartelera famosa por sus vampiros con purpurina, me pone enferma. Por desgracia, no me equivoqué con mis temores. Su cara seguía siendo de piedra, ni una sola sonrisa en dos horas de largometraje, ni siquiera varió su rostro cuando derramó lágrimas, podría jugar al póker y probablemente se le daría mejor que actuar.
Enfrentándola, encarnando a la madrastra de Blancanieves tenemos a Charlize Theron, una mujer que me recordó bastante en algunas escenas a Nicole Kidman. Me gustó mucho su actuación, le dio mucho carácter y mucha personalidad al personaje; el cual está muy bien cuidado y definido. Tiene historia más allá de la simple búsqueda de la belleza, la cual se va definiendo a medida que avanza la película.
Los dos chicos del film, el cazador y su alteza real (Chris Hemsworth y Sam Claflin) se fueron turnando para ir apareciendo en la pantalla para arrancar de las garras de la reina malvada a Blancanieves, más destacable a mi parecer el personaje de Hemsworth que le quitó protagonismo al arquetípico príncipe azul de Sam Claflin.

Todo en conjunto terminó en una película lenta que prometía épica y acción y se quedó a medias. Con un final que lejos de ser sorprendente, se veía venir desde el minuto uno. No obstante y hay que resaltar, que el director Rupert Sanders ha dirigido una película con una historia diferente a la que Disney o los cuentos de hadas nos tienen acostumbrados. Muy oscura y muy lejos de los besos, los príncipes azules, los cuentos de hadas y los finales con perdices.
Los escenarios son sorprendentes, están muy cuidados y se nota en ellos el paso de la madrastra.
A pesar de todo, no quiero engañar al cinéfilo o al lector de esta reseña. Debo admitir que a los sobrinos de mi amigo les gustó. Quizás, después de todo, simplemente me estoy haciendo vieja para los cuentos de hadas….

Lo mejor: Los escenarios, la madrastra, el espejo y el Bosque.
Lo peor: Kristen Stewart y su cara de póker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *