Primer Café con Jesús Martín

Primer Café con Jesús Martín

COMIENZA EL VIAJE

Se me presenta otra oportunidad de pasar un agradable rato con uno de los escritores de fantasía (y no solo épica) españoles más agradables. Con Jesús me inicié en el maravilloso mundo de las presentaciones de libros y reseñas de los mismos. Fue mi primera vez, por lo que le tengo un cariño especial a su obra. Además, hace unas semanas retomó el contacto conmigo y me envió un par de libros que desvelaré más adelante. Y qué mejor sitio que mi café predilecto: Café La Invierna. Mi pequeño rincón y refugio cuando quiero darle a las teclas,…el escondite donde mis musas suelen hablarme. Tras situarme en mi mesa preferida y ya con mi café y mi portátil preparado, iniciamos la segunda jornada de esta nueva aventura:

Josema: Lo primero y como introducción, presentar a este joven escritor segoviano, Jesús Martín. Lo conocí en la presentación del primer libro de su saga El Espíritu de la Espada, El Libro del Dragón. Ese día fue también mi bautismo en estos lares. La segunda entrega, El Trono del Este, confirmó la trayectoria de Jesús y, en estos momentos ya está la tercera entrega en el horno. Todas ellas publicadas por la Editorial Mundos Épicos. En esos momentos esta editorial apenas era conocida, ¿Cómo viviste los primeros contactos para la publicación de El Espíritu de La Espada? ¿Qué fue para tí esa presentación en el frio invierno madrileño, aunque bien arropado para la presentación de tu primera novela de fantasía épica?
Jesús: El día de la presentación de “EL Libro del Dragón” también fue mi bautismo en el mundo literario. Viví esos días con intensidad, después de haber tenido un primer encuentro con Joaquín, uno de los editores, y Juan Silva, primer autor de Mundos Épicos, compartiendo con ellos una cena que para mí constituyó un primer acercamiento a los autores y miembros de la editorial. Conocí también a José Mª Guil, primer autor del sello editorial Sueños de Papel y a su hermano Pablo, colaborador de Mundos Épicos.

Y luego llegó el día de la presentación… Qué puedo decir de ese momento: inolvidable. La primera vez que ves tu libro ya publicado, que lo abres, pasas sus páginas… Es una sensación que no soy capaz de describir. Y cuando te llega el turno de hablar sobre tu obra… Lo cierto es que hubo un primer momento en que casi me quedé en blanco: nervios, emoción… Al principio cuesta sujetarlos, pero el tener en el público asistente a tus amigos (y a quienes no conoces pero sabes que compartes con ellos esa pasión por la literatura fantástica), crea un ambiente familiar en el que te encuentras cómodo una vez que esos primeros nervios se van.

Josema: Desde un principio se encuadró El Espíritu de la Espada como Serie Joven, pero viendo el giro del segundo volumen, es fantasía épica de la buena. Es muy común que la fantasía se considere literatura juvenil, e incluso infantil. ¿Para qué tipo de público has querido escribirla? ¿Eres consumidor de este tipo de literatura?
Jesús: Desde un primer momento, quise que El Espíritu de la Espada fuera una historia que pudiera ser comprendida y disfrutada por los chicos que habían sido mis alumnos, ya que, en cierto modo, ellos fueron los que me impulsaron a crear esta aventura. Son chavales con edades comprendidas entre nueve y catorce años que han leído el libro y me han estado preguntando cuándo salía la siguiente parte (algo que siempre supone una mayor motivación a la hora de escribir). Y aunque en un principio puede parecer que la historia se aproxima a un público más infantil o juvenil, la batalla que protagoniza el segundo volumen da a esta aventura unos tintes más épicos, resultando más accesible a un público adulto sin olvidar al joven lector que se aproximó a la saga en su primera entrega. Me gustan las aventuras épicas y las grandes batallas. Tanto en la literatura como en el cine siempre han sido mis favoritas: historias con sabor a mitología, a Edad Media, mundos fantásticos o batallas a espada…

Josema: La verdad es que la primera hornada de libros de Mundos Épicos nos ha dado a los aficionados muchos escritores patrios y muy cercanos. ¿Cómo es la relación con ellos? Y con el resto de los aficionados-lectores, ¿tienes mucho trato con ellos?
Jesús: La editorial ha ido creciendo en libros y autores. El I Foro Internacional de Sagas que tuvo lugar en Badajoz, en 2009, supuso un encuentro que me permitió conocer a grandes autores de nuestro país, como Javier Negrete y Laura Gallego. Fue allí donde, al compartir mesa con los otros autores de la editorial, descubrí en cada uno de ellos a un compañero de viaje en esta aventura por la fantasía. Juan, Dani, Rayco, Carlos, Alfonso, Vilches… Creo que para todos nosotros fueron días inolvidables, el comienzo de una amistad que, a pesar de las distancias físicas, se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo. Con algunos de ellos he coincidido en otra serie de encuentros, relacionados o no con la literatura. Con otros, a través de Internet, he podido seguir manteniendo el contacto, siempre con la confianza que se creó entre todos nosotros a raíz del Foro de Sagas. Respecto a los lectores, me ha hecho mucha ilusión conocer a algunos de ellos a los que, siendo de muy lejos, he podido descubrir por el blog. Y luego están aquellos a los que he tenido la suerte de conocer en persona, como es tu caso, a quienes también considero como miembros de esta familia que comparte algo más que una afición.

Josema: No solo de fantasía épica vive (o mejor, escribe) Jesús. Hace poco me hiciste llegar una novela, La Tercera Cruz, novela de intriga (pendiente de lectura por mi parte) y un cuento humorístico de fantasía: Lord Tracinio y los guardias del castillo (en lectura). Tras el cierre de El Espíritu de la Espada, ¿qué podemos esperar? ¿fantasía, novela, otro género?
Jesús: Tengo varios proyectos en el ordenador que, en su mayor parte, únicamente son ideas o argumentos que aún no he empezado a trabajar en profundidad. Por supuesto que la fantasía se encuentra entre ellos pero, sin poder confirmártelo aún, es posible que la siguiente historia que saque a la luz se aproxime más al primer libro que escribí, “La tercera cruz”. Y es que, tras coger mucho cariño a este escrito, he decidido regresar a la abadía en la que se desarrolla para reencontrarme con mis personajes. Por el momento, ya están escritas esas primeras líneas que siempre resultan tan complicadas a la hora de empezar un nuevo libro. Se trata de una novela de intriga narrada en primera persona por uno de los protagonistas, una forma de contar la historia que empleo por primera vez, y con la que me gustaría atrapar al lector desde el comienzo e introducirle en ese ambiente de suspense en el que se desarrolla la trama.
También tengo iniciada una segunda aventura de Lord Tracinio, un personaje que me permite abandonar la seriedad de otras historias y, en ese sentido, supone un desahogo a la hora de escribir y poder contar las locuras que no encajarían en una novela más seria.

Josema: Además, aparte de los libros mentados, acabo de ver en Amazon el libro Talos. Una novela de suspense e investigación. Buen ritmo de escritura, no? ¿Qué tal te manejas con las nuevas tecnologías? Parece que Amazon sí que lo dominas, ¿Qué tal va tu blog?
Jesús: Talos es una novela que escribí casi al mismo tiempo que El Libro del Dragón. La tenía “guardada en el cajón” hasta que decidí adentrarme en la publicación digital a través de Amazon. Como autor, diría que las nuevas tecnologías son fundamentales para poder llevar más lejos cada historia, para acceder a un mayor número de lectores y para promocionar de una forma sencilla cada creación, así como poder descubrir las de otros. Sin embargo, tengo que reconocer que tampoco dedico mucho tiempo a las redes sociales o incluso al blog, que tengo algo descuidado. La escritura, los estudios y el equipo de fútbol me llevan la mayor parte del tiempo libre, y en ese sentido siempre he sido un poco desastroso a la hora de planificarme y cumplir un horario.

Tras una breve pausa para reabastecerme de café, proseguimos con este rato tan entretenido.

Josema: Recuerdo en las presentaciones, haber coincidido con tu hermano (si mal no recuerdo). Como escritor, tendrás que estar muchas horas alejado (aunque sea mentalmente) de tus seres queridos. ¿Cómo logras compaginarlo? ¿La familia es la primera línea de crítica editorial?
Jesús: A veces resulta complicado encontrar esa concentración para regresar a la historia y encontrarte con los personajes. La calma de la noche es un buen momento para eso. Una buena música puede hacer el resto. Tengo la costumbre de escuchar, mientras escribo, bandas sonoras de películas que, de algún modo, me ayuden a imaginar cada parte del libro. Por ejemplo, para escribir “El Espíritu de la Espada”, he utilizado la de “Las Crónicas de Narnia”, “Braveheart” o “El Rey Arturo”. En otras ocasiones, en las que escribía alguna historia más íntima o personal, que hablaba más de sentimientos, me gustaba escuchar la de “Gran Torino”. Respecto a la familia, mi hermano constituye la primera línea de crítica editorial y, sobre todo, el primero en leer y corregir mis historias. A veces (sobre todo al principio) se lo he puesto un poco difícil, por esos pequeños errores que no encuentro aunque vuelva a leer el texto mil veces, porque uno tiene la historia más en la cabeza que sobre el papel. Siempre se ha mostrado dispuesto a echarme una mano y eso, de verdad, se agradece.

Josema: Viendo tu blog, se comprueba que has estado en distintas Ferias del Libro. ¿Qué tal es la experiencia bis a bis con los lectores? ¿Alguna anécdota reseñable?
Jesús: La experiencia es siempre enriquecedora. En mi caso, la mayor parte de los libros vendidos en estos eventos ha sido a un público infantil-juvenil, y siempre te motiva ver la ilusión con que el joven lector se lleva el libro una vez que se lo dedicas. También es verdad que resulta complicado para un autor que está empezando ya que, de alguna forma, tienes que promocionar tu obra. Y no resultan muy convincentes los elogios que puedas hacer de un libro si tú eres el autor. Como anécdota y, relacionado con esto, me acuerdo de una de las ferias en las que, junto con mi libro, estaba el primer volumen de “La Flor de Jade”, de mi amigo Vilches. Estuve hablando con uno de los lectores acerca de fantasía española, los nuevos autores… Este lector se interesó por la obra de Vilches y, como me dijo que también le gustaba la poesía, le recomendé “El enviado”, entre otras cosas, por la narrativa que le caracteriza. Al final, de lo que menos hablamos fue sobre mi libro; y se llevó el de mi compañero.

Josema: Como escritor y lector asiduo, y reconociendo que el ebook está comenzando a coger peso específico, ¿te ves utilizándolo como norma? ¿Eres un melancólico del papel?
Jesús: Me gusta el tacto del libro y el ir pasando las páginas. No me termino de acostumbrar a leer en una pantalla, tal vez porque en el curro me paso horas y horas delante de una, y leer en papel me resulta más… no sé cómo decirte, más relajante. Esto del ebook es algo que va a en aumento. Es el futuro o, ya casi, el presente. Sin embargo, espero poder seguir disfrutando del libro en papel, al menos con aquellas obras a las que tengo un cariño especial, esas que se guardan en la estantería principal y sabes que volverás a leer.

Josema: Tengo una duda sobre la gestación final de la obra. Me explico. Una vez que decides que el texto está perfecto y se lo das a la editorial ¿Cómo son los pasos siguientes? Es decir, correcciones, portada,…
Jesús: El final suele ser el paso más delicado y complicado para el autor, sobre todo si has metido a tus personajes en líos de los que no puedes sacarlos fácilmente. Después de eso, la última corrección puede resultar bastante relajante, si sólo se trata de pequeñas faltas ortográficas y no hay errores que afecten al adecuado desarrollo de la trama.
Cuando el editor me entregó el texto, ya revisado y corregido, maquetado tal y como aparecería en el libro, le eché un último vistazo.
Una vez hecha esta última revisión, había que ocuparse de la portada, dedicatorias y agradecimientos, el texto de contraportada… Estos pasos se fueron llevando a cabo de una forma casi simultánea. El editor puede proponerte una escena concreta del libro o eres tú mismo el que la elige. En mi caso, la escena que yo había pensado para “El trono del Este” era distinta de la ilustración final. Tuve que pensar una nueva portada, porque la que había imaginado apareció en otro de los libros de la editorial antes de que pudiera transmitir al editor mi idea. Me recomendó la hidra, así que le indiqué cómo me imaginaba yo a la bestia. Esas indicaciones se pasaron al ilustrador, José Gabriel, que lo acabó reflejando de forma extraordinaria.
Finalmente, cuando toda la cubierta del libro ya estuvo maquetada, el editor me la envió para que le diera el visto bueno.

Josema: Creo que es hora de despedir esta entrevista. He de reconocer que, como siempre, he pasado un rato más que agradable y en buena compañía. Te deseo muchas historias que compartir y espero recibir cientos de horas de disfrute por tu parte.
Un fortísimo abrazo.

Jesús: Gracias a ti por este café y, sobre todo, por tu confianza y apoyo a todos los que estamos dando nuestros primeros pasos. Me uno a ti en este deseo de poder compartir muchas más historias, y también experiencias como esta agradable conversación. Gracias por traerme algunos de los muchos recuerdos que guardo con cariño desde aquella primera presentación. Desde entonces, creo que no he dejado de soñar con nuevos mundos, nuevas historias, nuevos momentos que compartir con la gente que he conocido en estos años… En fin, que sigo soñando: no quiero despertar.
Un fuerte abrazo.

Desde este rincón se os encomienda a que os acerquéis sin ningún tipo de reparo a este escritor. Os hará disfrutar !!!

Una respuesta a “Primer Café con Jesús Martín”

  1. Rayco Cruz dice:

    Genial, como siempre. Gracias Josema, por darnos a los autores más jóvenes la oportunidad de expresarnos y darnos a conocer. ¡Eres un crack!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *