NOTICIA: Primer premio poesía II Concurso Literatura Medieval de la Asociación La Era del Caos

Uufff… tengo un motón de reseñas en el tintero, pero cuano una noticia se refiere a uno mismo (y más si no estás acostumbrado a ellas…) se adelanta a todo lo pendiente.

Hace una semana, salieron los premiados del II Concurso de Literatura Medieval de La Asociación de La Era del Caos y, sorprendentemente, he sido el ganador del primer premio de poesía senior. La verdad es que cuando he visto este resultado por la mañana,…¡menuda sorpresa y gran alegría!

Lo primero agradecer a La Era del Caos por la labor y los concursos tan interesantes que proponen, además de felicitar a todos los participantes por crear y hacernos soñar con mil y una historias. La mayor pena es la de no haber podido acercarme a Barcelona y disfrutar y conocer a los miembros de La Era del Caos.

Un abrazo muy fuerte.

Aquí os dejo el link y la poesía.

Cántico de los primeros Caídos

Se acerca el alba y la luz comienza a teñir el horizonte,
mi mano se aferra con fuerza a mi mayal,
tenso silencio recorre la muralla en la que me encuentro
y frente a mí el Valle de Oalar
regado con la sangre de los míos,
los Primeros Caídos en defensa del Hogar.
A mi lado, Hermanos y Hermanas
dispuestos a enfrentarse a este nuevo mal,
compartiendo miedos, ansiedad y leves esperanzas
pero la rendición en la mente de ninguno está.
Pongo mi mano sobre el que me precede
mientras entonamos este cántico ancestral,
nuestra voz se eleva en un nuevo amanecer
y de temor el corazón enemigo inundará.
Mañana puede que otro mi lugar ocupe
y tras él, otro más vendrá
y ambos seremos ya Primeros Caídos,
pero mi ciudad jamás caerá.
Hermanos y Hermanas: valor, fuerza y honor,
primero resistid y luego, ¡avanzad!

Esta fue mi otra aportación al concurso

TONADA DE ADVERTENCIA AL AVENTURERO NOVEL

Esta noche confundida
regada de viandas y licores,
ambos malos consejeros
para hacer juicios precoces.
Invitaciones, risas y regalos
en sórdidas tabernas perdidas,
y tan sólo como pago
vagas historias etílicas.
Viejos aventureros en mil batallas curtidos,
fanfarroneos y bravuconadas,
con estos no hace falta buscar
sombras de compañías veladas.
Si este es el preludio
de un viaje a iniciar,
compañero, ten pon seguro
que concluirá en un triste final

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *